COVID-19: ALGUNAS IDEAS PARA ORGANIZARSE Y PROTEGER A LOS NIÑOS EN LA CASA

Las medidas de contingencia han alterado las rutinas de muchas familias que han debido dejar a los niños y niñas en la casa durante la cuarentena. En este escenario, surgen muchas dudas: ¿cómo explicarles a los niños y niñas lo que está pasando y por qué no pueden salir de la casa?, ¿qué hacer para organizar su día y no alterar tanto sus rutinas?, ¿cómo ordenarse para poder trabajar de manera remota, sin dejar de prestarle atención a los hijos e hijas?

Algunas sugerencias que podrían ayudar: 

1. PROCUREMOS ESTAR DISPONIBLES

  • Prestemos atención a las inquietudes y preguntas de los niños y niñas, tratando de responder en un lenguaje lo más simple posible.
  • Permitamos las emociones que usualmente son un poco más incómodas: como el miedo, la ansiedad o la pena, atendiendo a ellas.
  • Evitemos entregarles tantos detalles. Recordemos que su imaginación podría llevarlos a incrementar su ansiedad.
  • No mantengamos el televisor o la radio encendidos todo el día, exponiéndolos a la alarma que generan las informaciones.

LA IMPORTANCIA DE LAS RUTINAS

  • Si bien estamos en un escenario que nos obliga a readecuar las rutinas, procuremos no variarlas demasiado. Esto ayuda a que los niños/as se sientan más seguros y permite a los padres organizarse mejor: tratemos de mantener los horarios de levantarse, acostarse y de las comidas.
  • Invitemos a los niños/as más grandes a seguir su horario de clases. Por ejemplo, si el martes a primera hora tienen matemáticas en el colegio, incentivémoslos a investigar, hacer cálculos o revisar la materia correspondiente. Esto los ayudará a no desconectarse de los estudios. Una buena idea es dejar las mañanas para estas tareas.
  • Utilicemos este período para fomentar su autonomía y colaboración en el hogar, distribuyendo tareas entre todos, de acuerdo a la edad.

PROTECCIÓN EN CASA

  • Mantener la higiene más allá de lo habitual. En lo posible, limpiar con agua y jabón, o un paño humedecido con alcohol, todas las superficies.
  • Lavarse las manos de manera frecuente, más de 20 segundos bajo el agua corriente cada vez.
  • Ventilar a diario y al menos por 10 minutos, todas las habitaciones.
  • Lavar la loza siempre con agua caliente y detergente.
  • Toser cubriéndose con el antebrazo o un pañuelo desechable, jamás con la mano.

¡¡Procuremos cuidarnos entre todos, disminuyendo traslados lo más posible!!

Los comentarios están cerrados.